Noticia de la Archidiócesis de Valencia

El fundador de Verbum Dei, el sacerdote mallorquín Jaime Bonet, fallecido ayer a los 91 años en Madrid, será enterrado este jueves en Siete Aguas (Valencia)

Gestión parroquial online

VALENCIA, 26 JUN. (AVAN).- El sacerdote mallorquín Jaime Bonet, fundador de la Fraternidad Misionera Verbum Dei, falleció ayer a los 91 años de edad en Madrid, y recibirá sepultura este jueves en el centro misionero de Verbum Dei en Siete Aguas (Valencia) tras un funeral que se celebrará en la capilla del propio centro a las 13 horas.

Jaime Bonet estudió en el Seminario de Mallorca, aunque fue ordenado sacerdote en 1952 en Barcelona y luego volvió a su tierra. Creó escuelas apostólicas y de evangelización con jóvenes y fundó el Verbum Dei el 17 de enero de 1963. Hoy esta fraternidad misionera está presente en más de 100 diócesis de 32 países.

En un comunicado con motivo de su fallecimiento, Verbum Dei recuerda que a su fundador “Dios le confió un carisma y una misión, que nos ha transmitido y nos hacen hoy ser Familia” y ha precisado que “el mejor agradecimiento que podemos tener por lo que hemos recibido de Jaime es esforzarnos por ser fieles a esta vocación: orar y tratar de hacer vida la Palabra que oramos”.

Fallece en Valencia el dominico Manuel María Gómez Cacho

Por otra parte, el dominico Manuel María Gómez Cacho, que fue uno de los primeros consiliarios del movimiento cristiano de espiritualidad conyugal Equipos de Nuestra Señora (ENS) en Valencia, falleció ayer a los 94 años de edad.

La misa exequial por el eterno descanso de Martínez Cacho, que era natural de la localidad soriana de Ágreda, se celebrará mañana, martes, a las 12 horas en la Basílica San Vicente Ferrer de Valencia, oficiada por el provincial de los dominicos, Jesús Díaz. Tras ello, sus restos mortales recibirán sepultura en el panteón de los dominicos en el Cementerio General de Valencia.

Manuel María Gómez Cacho realizó la profesión religiosa como dominico en 1941, fue ordenado sacerdote en Valencia en junio de 1948, y estuvo asignado en una parroquia de Montevideo, capital de Uruguay.

A su regreso a Valencia, donde ha estado los últimos 30 años, formó parte de la comunidad de los dominicos tanto en la Basílica de San Vicente Ferrer como en el Pouet de San Vicent. Fue uno de los primeros consiliarios de ENS en Valencia, y también ejerció su labor pastoral en los cursillos prematrimoniales. (AVAN)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=15644&pagina=1