Fallece el último obispo argentino que asistió al Concilio Vaticano II

Gestión parroquial online

Quien fuera obispo de Río Cuarto, Julio Moisés Blanchoud, falleció este domingo a los 93 años de edad, poniendo fin a una vida entregada a la curia y a sus feligreses.

Julio Moisés Blanchoud, era el último obispo vivo de los 51 prelados que asistieron al Concilio Vaticano II en 1962. Y es que, de los más de 2.450 obispos de la Iglesia católica de todo el mundo que participaron el argentino era el último que permanecía con vida hasta la fecha.

Cabe recordar que, Julio Moisés Blanchoud fue junto a monseñor Enrique Angelelli y Antonio Quarracino, uno de los tres obispos argentinos más jóvenes en acudir al conocido Concilio II.

Nacido en Esperanza un día 4 de septiembre, Blanchoud participó en el Concilio cuando apenas tenía 39 años. En la actualidad, era arzobispo emérito de Salta pero su estado de salud era muy delicado por lo que permanecía internado en Santa Fe, provincia donde nació.

El velatorio y la celebración de exequias tendrá lugar a partir del día 1 de marzo en la Catedral, Santuario del Señor y de la Virgen del Milagro.