Francisco Conesa Ferrer, nombrado nuevo obispo de Menorca

Gestión parroquial online

Menorca está de enhorabuena después de que se haya hecho oficial el nombramiento de Francisco Conesa Ferrer como nuevo obispo de Menorca. El nombramiento se ha hecho oficial a las 12 horas en Ciutadella, sede episcopal de Menorca, por el Colegio de Consultores de la diócesis, con el administrador diocesano, Gerard Villalonga, a la cabeza.

Francisco Conesa, doctor en Filosofía y Teología por la universidad por Navarra, ejercía su ministerio sacerdotal desde marzo del 2014 en la parroquia de la basílica de Santa María de Elche.

Su nombramiento por el Santo Padre sin duda ha sigo una gran alegría para éste que ha reconocido en sus primeras palabras el gran agradecimiento que siente por la confianza depositada en él como también el agradecimiento todas las personas e instituciones que le han acompañado a lo largo de su carrera, desde que empezó como monaguillo en la parroquia de San Agatángelo de Elche.

De hecho, sus primeras palabras han sido en menorquín, una variante del catalán con la que ha querido acercarse a sus nuevos feligreses.

Cabe recordar que con este nombramiento se cierra una etapa en la Diócesis menorquina, la cual estaba desde septiembre a la espera de que el Papa Francisco designase un nuevo obispo para esta pequeña isla del Mediterráneo después de que el obispo de la Diócesis, Salvador Giménez, fuese nombrado obispo de Lleida.