Noticia de la Archidiócesis de Valencia

El Papa Francisco, “el mejor abogado de los refugiados” según abogados y diplomáticos participantes en una jornada en la UCV

Gestión parroquial online

VALENCIA, 25 MAY.(AVAN).- La Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) ha organizado una jornada de análisis de la situación de los refugiados en el contexto europeo actual, en la que los participantes han coincidido en destacar la figura del Papa Francisco como «el mejor abogado de los refugiados en este momento histórico», según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la UCV.

La sesión ha contado con la intervención de la abogada y coordinadora internacional de Incidencia Pública del Servicio Jesuita a Refugiados, Amaya Valcárcel; y con el diplomático de carrera Manuel Alhama, vocal asesor en la Dirección General de Relaciones Internacionales y Extranjería del Ministerio del Interior.

La abogada Valcárcel ha situado la crisis del Mediterráneo en un contexto global donde existen en la actualidad 60 millones de refugiados y de desplazados forzosos, la mitad de los cuales son niños. «Nunca ha habido una cifra mayor de refugiados en la historia de la humanidad desde la Segunda Guerra Mundial», ha apuntado. 

En referencia a la protección internacional, la jurista ha destacado la Convención de Ginebra de 1951, que recoge todos los derechos y deberes de los refugiados, y ha denunciado que en la actualidad «se están incumpliendo algunos de los principios fundamentales como el de “non-refoulement” o “no devolución”, recogido en el artículo 33 del documento. 

«Europa está violando el derecho internacional y su propia normativa. Según el último informe de Amnistía Internacional Turquía está realizando devoluciones masivas de refugiados a Siria», ha señalado. 

De la misma manera, Valcárcel ha destacado el incumplimiento del artículo 31 de la Convención de Ginebra, por el cual se dice que no se puede penalizar una entrada ilegal de una persona que esté perseguida ya que, según le informan sus compañeros que trabajan en estas zonas, está habiendo detenciones en países como Hungría y Grecia a personas en esta situación.

Aportación de la Doctrina Social de la Iglesia y cómo aclarar confusiones

Por otro lado, la ponente ha querido recalcar la «considerable aportación» de la Doctrina Social de la Iglesia a la cuestión de los refugiados, que amplía la definición recogida en la Convención de Ginebra y describe el término de una manera «más acorde con la realidad de hoy», al incluir en él a los desplazados internos, a los perseguidos por conflicto generalizado, situaciones económicas erróneas o por desastres naturales. 

«No hay otra voz con autoridad en el mundo que vele por los derechos de los refugiados como lo hace el Papa Francisco», ha señalado.

Además, la abogada ha dedicado una parte de su intervención a realizar una aclaración terminológica para evitar la confusión de conceptos como el de refugiados, «personas que cruzan una frontera internacional escapando de la situación de su país de origen», y desplazados internos, «aquellos que se mueven por motivos similares a los anteriores pero dentro de su propio país». 

«En el mundo hay 20 millones de refugiados y casi 40 millones de desplazados internos, siete de ellos en Siria. Estos últimos son los más vulnerables porque continúan en el país donde sigue el conflicto armado, las agencias humanitarias no pueden llegar allí y tampoco los medios de comunicación, por lo que están completamente olvidados», ha afirmado.

En el acto también ha intervenido la vicerrectora de Estudiantes y Acción Social, Asunción Gandía, que ha recordado palabras del Papa Francisco al decir que “es una interpelación para cada uno de nosotros para que descubramos de qué manera podemos sumar”. En la Universidad “tenemos cerca de 300 voluntarios que ya están ayudando en casas de acogida, hospitales y cárceles, como muestra de que todos podemos estar cerca de los más necesitados», ha afirmado. 

Manuel Alhama: “Europa ha necesitado tiempo y esfuerzo para actuar”

En la sesión, el diplomático Manuel Alhama ha señalado que la Unión Europea ha reaccionado «de manera tardía» a la actual crisis migratoria y de refugiados porque no disponía de las estructuras institucionales ni de los instrumentos legales necesarios para hacerle frente. 

«Era la primera vez sucedía algo tan grave por lo que ha necesitado tiempo y mucho esfuerzo para poner de acuerdo a sus estados miembros, que tienen visiones diferentes de un mismo problema», ha afirmado.

En su disertación, Alhama ha señalado que el reconocimiento masivo en calidad de refugiado a todos los demandantes, únicamente por su nacionalidad, «es una desvirtuación de este derecho». Así, el diplomático ha resaltado la importancia de «diferenciar con nitidez» el migrante irregular de la persona que objetivamente tiene posibilidades de conseguir el estatuto de refugiado. 

De la misma manera, el ponente ha apuntado que otra de las claves para abordar la actual crisis se encuentra en acortar los plazos de examen de las solicitudes de asilo para evitar que se queden viviendo en Europa ciudadanos de manera irregular.

Con respecto al trabajo realizado desde España, el asesor ha afirmado que el presupuesto del Ministerio de Empleo y Seguridad Social consagrado a la atención a los refugiados se ha incrementado en un 2500 por cien, y el de la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior en un 110 por cien.

Además, Alhama ha apuntado que se han incorporado cien personas más a este departamento que se encarga de examinar e identificar a los demandantes de asilo, validar la documentación y determinar si verdaderamente merecen la categoría de refugiados.

En el acto también ha participado la profesora de Filosofía del Derecho, Marta Albert, organizadora de la jornada, junto al profesor de Derecho Internacional, Alberto Arrufat. (AVAN)  

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=13864&pagina=1