Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Expertos en Biotecnología marina afirman en la UCV que “hay más de 70.000 especies de algas y muchos usos farmacológicos por descubrir en ellas”

Gestión parroquial online

VALENCIA, 23 JUN. (AVAN).- Expertos participantes en el Curso de Verano de Biotecnología Marina de la Universidad Católica de Valencia (UCV) han apuntado que “aún existen muchos usos farmacológicos que descubrir en las algas”, ya que “existen más de 70.000 especies y sólo cultivamos unos pocos cientos de ellas”.

Así, según Laurent Picot, profesor de la Universidad La Rochelle (Francia), que participó ayer en la segunda jornada del curso, “la composición molecular de muchas especies aún no se ha estudiado” . Además, “pueden encontrarse en muchos entornos diversos; las que se hallan en aguas termales, por ejemplo, poseen unas biomoléculas muy interesantes”, aseguró.

Laurent Picot, que disertó sobre el uso tradicional de las algas para la salud humana y los últimos progresos en biotecnología y farmacología en ese campo, expuso que “el primer uso de las algas a lo largo de la historia se produjo a nivel popular en Asia, para tratar afecciones como un catarro o el asma”.

Se trataba “de un uso empírico porque, obviamente, no conocían las algas a nivel molecular”, según el experto que añadió, no obstante, que “en la actualidad hemos podido encontrar moléculas muy interesantes en las algas, gracias a su gran diversidad química; anticoagulantes y anticancerígenas, por ejemplo”.

Así, el investigador francés mostró a los estudiantes del curso cómo pueden extraerse, purificar, identificar y analizar dichas moléculas. En ese sentido, enfocó la parte final de su seminario al hallazgo de pigmentos del fitoplancton, “que pueden emplearse para tratamientos anticancerígenos, por ejemplo para desarrollar fármacos fotosensibilizadores de las células tumorales”.

AISLAMIENTO, CULTIVO Y ESCALADO DE FITOPLANCTON

Por su parte, Margarita Fernández Tejedor, del Institut d’Investigació Agrolimentaria (IRTA), participó también ayer en la segunda jornada del Curso de Verano de Biotecnología Marina con una conferencia sobre la influencia del fitoplancton en la salubridad del consumo de moluscos.

Por su parte, el profesor de la UCV Jerónimo Chirivella impartió el seminario teórico práctico ‘Aislamiento, cultivo y escalado de fitoplancton’, celebrado también en el laboratorio del Campus de Valencia-Santa Úrsula, en el que mostró a los estudiantes cómo iniciar un cultivo de fitoplancton a partir de muestras de agua de mar.

El curso comenzó ayer con una jornada práctica en Calp para la toma de muestras marinas, datos oceanográficos y su posterior análisis en los laboratorios del Instituto de Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR) de la Universidad Católica de Valencia.

Además, en el marco del Campus Capacitas de la UCV, se realizó la inauguración veraniega de la ruta del sendero submarino de Calp adaptado para personas con discapacidad.

El Curso de Verano de Biotecnología Marina de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) continuará hoy, jueves, en el Campus de Valencia-Santa Úrsula (Guillem de Castro, 94). (AVAN)

El Curso de Verano de Biotecnología Marina de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” ha celebrado su segunda jornada en el Campus de Valencia-Santa Úrsula con la presencia de varios expertos en la materia.
Entre los mismos se ha encontrado Laurent Picot, profesor de la Universidad de La Rochelle (Francia), que ha impartido una conferencia sobre el uso tradicional de las algas para la salud humana y los últimos progresos en biotecnología y farmacología en ese campo, según ha indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la UCV.
“En su intervención Picot ha compartido su pasión por la biotecnología marina, que espera haber transmitido a los participantes en el curso de la UCV ya que hay mucho que descubrir, todo un mundo que hallar en las algas”, han añadido.

Según Laurent Picot “existen más de 70.000 especies y solo cultivamos unos pocos cientos de ellas, por lo que la composición molecular de muchas de ellas aún no se ha estudiado”. “Además, pueden encontrarse en muchos entornos diversos; las que se hallan en aguas termales, por ejemplo, poseen unas biomoléculas muy interesantes”, ha aseverado.

Picot ha expuesto que el primer uso de las algas a lo largo de la historia se produjo a nivel popular en Asia, para tratar afecciones como un catarro o el asma. Se trataba “de un uso empírico porque, obviamente, no conocían las algas a nivel molecular”, según ha señalado el experto de La Rochelle. “En la actualidad hemos podido encontrar moléculas muy interesantes en las algas, gracias a su gran diversidad química; anticoagulantes y anticancerígenas, por ejemplo”, ha añadido.

Así, el investigador francés ha mostrado a los estudiantes del curso cómo pueden extraerse, purificar, identificar y analizar dichas moléculas. En ese sentido, ha enfocado la parte final de su seminario al hallazgo de pigmentos del fitoplancton, que pueden emplearse para tratamientos anticancerígenos, por ejemplo para desarrollar fármacos fotosensibilizadores de las células tumorales.

De igual modo, Picot ha relatado los rasgos generales de las macro y las micro algas, sus distintos tipos y biodiversidad. Estas últimas también se conocen como fitoplancton y, precisamente, el profesor de la universidad gala ha enseñado a los estudiantes del curso una metodología para “romper” una microalga unicelular y aislar las moléculas de interés. Asimismo, ha explicado a los estudiantes la utilización de los pigmentos de las algas para el estudio de su taxonomía a través de la espectrometría de masas.

Aislamiento, cultivo y escalado de fitoplancton

Margarita Fernández Tejedor, del Institut d’Investigació Agrolimentaria (IRTA), ha participado también en la segunda jornada del Curso de Verano de Biotecnología Marina con una conferencia sobre la influencia del fitoplancton en la salubridad del consumo de moluscos.

Por su parte, el profesor de la UCV Jerónimo Chirivella ha impartido el seminario teórico práctico “Aislamiento, cultivo y escalado de fitoplancton”, celebrado también en el laboratorio del Campus de Valencia-Santa Úrsula, en el que ha mostrado a los estudiantes cómo iniciar un cultivo de fitoplancton a partir de muestras de agua de mar.

El curso comenzó el martes con una jornada práctica en Calp para la toma de muestras marinas, datos oceanográficos y su posterior análisis en los laboratorios del Instituto de Medio Ambiente y Ciencia Marina (IMEDMAR) de la Universidad Católica de Valencia.

Además, en el marco del Campus Capacitas de la UCV, se realizó la inauguración veraniega de la ruta del sendero submarino de Calp adaptado para personas con discapacidad.

El Curso de Verano de Biotecnología Marina de la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) continuará este jueves en el Campus de Valencia-Santa Úrsula (Guillem de Castro, 94). (AVAN)
 

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=14038&pagina=1