Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Giménez Barriocanal recuerda que “el compromiso con la Iglesia también pasa por el bolsillo”

Gestión parroquial online

VALENCIA, 6 MAY. (AVAN).- El vicesecretario de Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española, Fernando Giménez Barriocanal, ofreció ayer una doble conferencia en la Facultad de Teología de Valencia sobre “La verdad de la financiación de la Iglesia. Beneficios fiscales y perspectivas de futuro”, una de ellas dirigida a sacerdotes y ecónomos y otra a laicos responsables de entidades eclesiásticas.

En declaraciones a la agencia AVAN, ha invitado a los sacerdotes a contar con laicos para la labor de financiación. “Tienen que contar con los laicos, fiarse de los laicos, que les pueden ayudar mucho a los sacerdotes en la gestión económica, tienen que crear Consejos Económicos parroquiales, los laicos les pueden ayudar mucho no solo en la gestión de los ingresos sino también de los gastos”. Además ha exhortado a los sacerdotes a que también cuando anuncien el Evangelio anuncien también el `evangelio del bolsillo´ que es importante como el resto”.

Por su parte, a los laicos cristianos les ha alentado a una mayor sensibilización de que “la Iglesia es de todos y la tenemos que financiar entre todo, que el recibo de la luz tenemos que pagarlo entre todos y que el sacerdote tiene que comer como los demás, es decir, que el compromiso con la Iglesia también pasa por el bolsillo”.

“Pensemos en cuanto dinero destinamos a tomarnos algo o a pagar el recibo del móvil y cuanto dinero estamos destinando en atender a nuestra Madre, a nuestra Iglesia y a lo que nos parece más importante que es alimentar nuestra fe”, ha precisado.

Barriocanal ha señalado que “tenemos que ponernos manos a la obra porque todo el mundo puede aportar algo al mes ya que es nuestro compromiso y es nuestra forma también de sentirnos cristianos en lo económico y tenemos que ser capaces de contarle a los demás que esa es una buena forma también de comprometerse con la Iglesia”.

Asimismo, ha destacado que “es muy importante que toda la labor de evangelización que realizamos y que el Papa nos está llamando a realizar, tenemos que también hacerla en relación con los recursos que necesita la Iglesia para poder desarrollar sus actividades”. En este sentido, ha asegurado que “debemos convertirnos en verdaderos agentes y apóstoles en este aspecto para decir que con más recursos podremos hacer más cosas”, ha añadido.
Agradecimiento a la generosidad de los valencianos

También, ha agradecido a todos los valencianos “su generosidad por marcar la casilla” y ha recordado “que estamos en tiempo de renta y por tanto antes de firmar la declaración hay que ver si consta la casilla y si no es así hay que modificarla porque es mi compromiso, no cuesta más y con ese simple gesto estoy ayudando a mucha gente”.

“La financiación de la Iglesia es cosa de todos, pero fundamentalmente de los católicos y laicos porque nos da muchas cosas, nos ha cuidado toda la vida desde que hemos nacido y nosotros tenemos que ayudar a la Iglesia en lo que necesite”, ha explicado. Además, ha añadido que “no puede ser que nosotros paguemos una academia de inglés a nuestros hijos y no nos comprometamos en el sostenimiento de la parroquia cuando llevamos a nuestro hijo a catequesis y el futuro de la financiación de la Iglesia pasa por ahí”.

Asimismo, ha explicado que “la gente pasa por la parroquia y ve la operación kilo, el ropero parroquial, como se está ayudando a la gente, la realidad de las distintas órdenes y congregaciones religiosas y como la Iglesia se ha puesto en primera línea de combate frente a todas la necesidades de la sociedad y uno sea o no creyente valora eso porque la Iglesia tiene un enorme valor social y por eso no me extraña que cada día sean más las personas que marquen la casilla”.

Denuncia del sectarismo ante la enseñanza concertada

Por otro lado, se ha referido al tema de la educación y ha asegurado que “solo en la enseñanza concertada sabemos que la Iglesia y sus instituciones le están ahorrando más 2.600 millones de euros a las administraciones públicas, es decir a todos los españoles”.

Por ello se ha preguntado “¿Qué problema hay en que se permita que las instituciones religiosas ofrezcan esas plazas demandadas por los ciudadanos y que además nos salen a todos más baratas”. “Solo desde el sectarismo y una posición de prejuicio se pueden defender esas posturas”, ha añadido.

Según Giménez Barriocanal “no entiendo el problema ni porque hay que ir contra estos colegios si están defendiendo el bien, están construyendo la sociedad, son demandados por los ciudadanos y encima nos salen más baratos”. (AVAN)

(Pie de foto: Conferencia de la mañana. Fotografías: A.Sáiz)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=13722&pagina=1