Noticia de la Archidiócesis de Valencia

La imagen procesional de la Mare de Deú lució este domingo por primera vez el manto restaurado del Año Mariano de 1952

Gestión parroquial online

VALENCIA, 9 MAY. (AVAN).- La imagen procesional de la Virgen de los Desamparados, que cumple este año su 50 aniversario desde que fue tallada por el escultor Octavio Vicent, no sufrió desperfectos ni se vio afectada por la lluvia, durante las celebraciones de ayer con motivo de su fiesta, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Basílica de la Virgen.

La imagen, que durante la mañana de ayer fue totalmente envuelta en plástico para el multitudinario traslado de la Basílica a la Catedral por los devotos, llevó luego durante la tarde en la procesión general una protección de plástico más discreta que dejó al descubierto su cabeza y protegió el manto que lució, el conocido como “Manto del Año Mariano Universal”, del año 1952, que por primera vez era utilizado tras su reciente restauración por el el IVC+R (Instituto Valenciano de Conservación y Restauración de Bienes Culturales).

El manto fue un obsequio de los devotos valencianos en 1952 a la patrona con motivo del Año Mariano que se celebró dos años después.

Así, para la procesión de ayer tarde “fueron tapadas aquellas zonas de la imagen procesional más susceptibles a la humedad: todo el manto y desde la corona hacia abajo para cubrir también el pelo”, según fuentes de la Basílica.

Confeccionado en tisú de plata sobre seda natural bordado en oro, este manto fue utilizado durante casi 60 años para vestir a la imagen que se venera en el altar mayor de la Basílica.

La procesión general se prolongó por espacio de más de dos horas y media, desde las 18.30 horas, en que comenzó, hasta las 21.18 horas cuando el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares impartió la bendición final a todos los participantes en la Basílica de la Virgen.

Miles de personas llenaron todo el recorrido por el centro histórico de Valencia, a pesar de la lluvia persistente, y lanzaron desde los balcones engalanados una lluvia continua de pétalos al paso de la imagen procesional de la patrona, que fue seguida por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, su obispo auxiliar, monseñor Esteban Escudero, el arzobispo emérito de Zaragoza, monseñor Manuel Ureña, y el obispo emérito de Lleida, monseñor Juan Piris.

Antes del inicio de la procesión general, los devotos también acogieron con una prolongada ovación la llegada del piquete de soldados que custodió con honores el paso de la patrona por las calles de Valencia. (AVAN)

(Fotografías: A. Sáiz)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=13759&pagina=1