Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Los sacerdotes de la diócesis peregrinan este miércoles a la Catedral para celebrar el Jubileo de la Misericordia

Gestión parroquial online

VALENCIA, 22 MAR. (AVAN).- Los sacerdotes de la archidiócesis han sido convocados mañana, Miércoles Santo, por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, a celebrar la peregrinación a la Catedral de Valencia para participar en el Jubileo con motivo del Año Santo de la Misericordia, seguida por una celebración penitencial comunitaria en la propia Seo, antes del comienzo de la Misa Crismal.

Así, el purpurado ha realizado esta convocatoria a los presbíteros de la diócesis en una carta en la que les ha invitado a participar “en este Año de la Misericordia en nuestra peregrinación como sacerdotes a la Catedral, como hemos hecho con las diferentes Vicarías”.

Por este motivo, los sacerdotes diocesanos han sido convocados “este Miércoles Santo, a las 9.30 horas, en la Facultad de Teología San Vicente Ferrer de Valencia para, desde allí, peregrinar a la Seo donde a las 10 horas tendrá lugar la celebración penitencial comunitaria, en la que nos confesaremos unos a otros, y a las 11 horas dará comienzo la Misa Crismal”, según ha indicado hoy a la agencia AVAN Jaime Sancho, presidente de la comisión diocesana de Liturgia del Arzobispado.

De esta forma, “a la alegría del día sacerdotal por antonomasia, de encontrarnos como fraternidad sacerdotal que somos, uniremos el gozo del Jubileo sacerdotal, que también lo necesitamos en cuanto presbiterio, y del Sacramento de la Penitencia”, ha expresado el purpurado en su carta.

Los sacerdotes renovarán las promesas de su ordenación

Durante la celebración de la Misa Crismal, que será retransmitida en directo por internet, a través de la página web de la Catedral (www.catedraldevalencia.es), centenares de sacerdotes renovarán las promesas de su ordenación sacerdotal ante el Arzobispo y concelebrarán la eucaristía.

Igualmente, la Misa Crismal, en la que serán interpretados cantos gregorianos, “está revestida de especial solemnidad ya que, en su desarrollo, el Cardenal bendecirá los óleos y el crisma que serán utilizados en la celebración del Bautismo, Confirmación, Ordenación Sacerdotal y Episcopal, Dedicación de las Iglesias y Unción de Enfermos”, ha añadido Sancho.

Los orígenes de esta celebración datan del siglo VI “y aunque tenía lugar tradicionalmente en la mañana del Jueves Santo se trasladó al día anterior, tras permitirlo el papa Pablo VI, para que pudiera asistir el mayor número de sacerdotes y renovar en ella las promesas de su ordenación sacerdotal”, según Sancho. (AVAN)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=13440&pagina=1