Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Proyecto Hombre Valencia llama “a la solidaridad ciudadana y de las empresas” para poder seguir desarrollando su labor

Gestión parroquial online

VALENCIA, 17 JUN. (AVAN).- La Fundación Arzobispo Miguel Roca-Proyecto Hombre de Valencia ha realizado un llamamiento “a la solidaridad ciudadana y de las empresas” para incrementar sus recursos propios y poder seguir desarrollando su labor que en 2015 supuso la atención terapéutica de 916 personas con problemas de adicción, según ha indicado el director de la entidad, Vicent Andrés Martínez.

Asimismo, la memoria de 2015 “confirma la tendencia de ejercicios anteriores respecto a las sustancias de mayor consumo, que siguen siendo la cocaína, que supone la mitad de los casos seguida por cocaína y alcohol, con un 14 por ciento, el mismo porcentaje que el alcohol y, en último lugar, el cánnabis, con un 9 por ciento”, ha añadido.

Igualmente, desde Proyecto Hombre “desarrollamos un método propio de intervención, que identifica las causas que inducen a la persona a la adicción y trabaja desde un marco global e integral, terapéutico y educativo, para lograr que las personas atendidas recuperen su autonomía, el sentido de la responsabilidad con su propia vida y el entorno y su capacidad para tomar decisiones”, según el presidente delegado de la Fundación, Ignacio Grande Ballesteros, también presente ayer en la presentación de la Memoria Anual.

Desde la Fundación “mantenemos la esperanza intacta de que es posible liberar a las personas de la adicción y desde la Acción Social y Caritativa de la Iglesia queremos poner siempre en el centro a la persona”, ha explicado el vicario episcopal de Acción Caritativa y Social del Arzobispado, José María Taberner, que ha subrayado “la importancia de la familia”.

Según la memoria, más de la mitad de las personas atendidas -509- fueron tratadas en los Centros de Día de Valencia, Gandia y Ontinyent, integrados en la red pública; 197 en la Comunidad Terapéutica de Valencia, que cuenta con plazas concertadas, y otras 100, en la Comunidad Terapéutica Intrapenitenciaria del establecimiento penitenciario de Picassent. El resto de atenciones se realizaron a través del programa de prevención, al que acudieron 62 personas, y del Centro Ambulatorio de Tratamiento de Adicciones, que se ocupó de 48 casos.

Aumento de las asistencias por adicción a nuevas tecnologías

Aunque el perfil mayoritario de personas atendidas sigue siendo “varón español, consumidor de cocaína, soltero, en paro y con estudios, al menos, primarios” sin embargo, según la última memoria “se confirma la tendencia al alza en la edad media, que aumenta de 37 años en el 2014 a 40 en el 2015”, ha expresado el director de Proyecto Hombre, que ha señalado que “las mujeres continúan teniendo mayores dificultades para acceder al tratamiento”.

Además, de la memoria “destacamos el trabajo de inserción social con presos a través de medidas alternativas que han permitido que 42 de ellos cumplan el resto de la condena en centro extrapenitenciario de tratamiento de deshabituación y que 54 se hayan beneficiado de medidas alternativas penales y/o administrativas”.

Del mismo modo, el director de la entidad ha subrayado la relevancia de las primeras atenciones, que en 2015 fueron 1.244, “en las que se ofrece asesoramiento individual y una primera valoración” así como del Programa de Prevención Selectiva e Indicada “que atendió a 62 jóvenes y adolescentes, un 47 por ciento más respecto al ejercicio anterior”.

En esta línea, desde la Fundación han recalcado que en la población joven “el cánnabis es la sustancia que motiva siete de cada diez atenciones aunque la percepción de riesgo de su consumo es muy baja”, según el director, que ha comentado que en esta población se ha incrementado el número de asistencias por adicciones comportamentales a nuevas tecnologías, como el móvil, Internet y juegos on line, entre otros, “pasando de un 2 por ciento en 2014 a un 13 por ciento en 2015.

Llamada de atención sobre el mercado del juego on line

Desde Proyecto Hombre Valencia han incidido en su preocupación por “la ausencia generalizada en nuestra sociedad de percepción del riesgo respecto del abuso de sustancias como el alcohol y el cánnabis” y en la necesidad de “abordar de forma integral la atención a la patología dual, es decir, la coexistencia de drogodependencia y psicopatología psiquiátrica”, al tiempo que han remarcado “el incipiente mercado de las apuestas y del juego on line que hay que revisar y regular”.

Por último, la Fundación, que cuenta con 115 voluntarios que suponen el 70 por ciento de su plantilla, ha propuesto “incrementar los medios para la prevención en el ámbito escolar, priorizar recursos para los más vulnerables y hacer un llamamiento a la sociedad para incrementar el voluntariado”.

(Fotografía: De izquierda a derecha, Vicent Andrés Martínez, director de Proyecto Hombre; Ignacio Grande, presidente delegado de la Fundación; y José María Taberner, vicaría episcopal Acción Social y Caritativa del Arzobispado de Valencia. Firma: Alberto Sáiz)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=14004&pagina=1