Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Un feligrés dona una escultura de la beata de Algemesí Josefa Naval que será bendecida en su fiesta este domingo

Gestión parroquial online

VALENCIA, 5 NOV. (AVAN).- La localidad valenciana de Algemesí celebrará mañana, domingo, con una misa solemne y una procesión la festividad litúrgica de la beata Josefa Naval Girbés (Algemesí 1820-1893), que este año contará con una estatua donada por un feligres.

La imagen, una talla de madera natural, de 1,60 metros de alto, representa a la beata, conocida popularmente como “Señora Pepa”, junto a dos niñas, y será bendecida también mañana a las 9 horas en la capilla de la residencia de ancianos de San Vicente Ferrer, de Algemesí, en donde ha quedado instalada.

Por la tarde, la Basílica de San Jaime de la localidad acogerá una eucaristía solemne, a las 17 horas, en honor de la beata, presidida por el nuevo sacerdote de la parroquia de San Pio X, Óscar Benavent, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el párroco, Salvador Jesús Corbí.

Además, en la celebración Benavent llevará “la casulla que el papa san Juan Pablo II empleó en la ceremonia de beatificación en Roma de Josefa Naval, en 1988, y que, posteriormente, donó a la localidad junto al cáliz que también utilizó en la misma celebración”, ha añadido el párroco que junto al resto de sacerdotes de la localidad concelebrarán la ceremonia.

Tras la eucaristía, se celebrará una procesión por las calles de la localidad y tendrá lugar la veneración de la reliquia de la beata.

Además, a lo largo de todo el día de mañana la iglesia permanecerá abierta para recibir a los peregrinos que acudan “ para participar en las misas que se celebrarán, rezar el rosario, visitar el sepulcro de la beata y venerar su imagen y reliquia”.

Josefa Naval

Josefa Naval fue beatificada el 25 de septiembre de 1988 por el papa san Juan Pablo II, “siendo así la primera mujer seglar no mártir de la época contemporánea que fue elevada a los altares”, ha asegurado.

Guiada espiritualmente por el párroco Gaspar Silvestre, “sintió la vocación de ayudar en la formación humana, profesional y cristiana de niñas, jóvenes y también de madres de familia” y a los 28 años convirtió su propia casa en una escuela-taller de bordado, donde unía la formación profesional a la espiritual.

Además, Josefa Naval “destacó por su entrega a la pastoral parroquial, que se reflejó en las catequesis, las visitas a los enfermos o la atención al culto, entre otras tareas”. La diócesis de Valencia celebra su festividad litúrgica el 6 de noviembre, día de su Confirmación, ya que el día de su fallecimiento, 24 de febrero, coincide con el tiempo de Cuaresma. (AVAN)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=14590&pagina=1