Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Cardenal Cañizares: “Los que creemos en Jesucristo y tenemos la convicción de la llamada a la vida no cesaremos jamás en la defensa del hombre amenazado”

Gestión parroquial online

VALENCIA, 5 ABR. (AVAN) .- El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha asegurado esta tarde durante la presentación de la Fundación “Jerôme Lejeune” que “los que creemos en Jesucristo y tenemos la firme convicción de nuestra llamada a la vida, no podemos desalentarnos y no cejaremos jamás en la defensa del hombre amenazado”.

En el acto de presentación de la Fundación Jerôme Lejeune (1926-1994), médico francés descubridor de la causa genética del Síndrome de Down, el Cardenal ha destacado que “si hoy, con razón, nos avergonzamos de los tiempos de la esclavitud, no tardará en llegar un día en que nos arrepintamos de esta cultura de la muerte, también legalmente establecida, y de manera singular, de esos cincuenta millones de abortos al año por leyes antihumanas”.

El purpurado ha afirmado que “sin duda, la injusticia y la opresión más grave que corroe el momento presente es esa gran multitud de seres humanos débiles e indefensos que está siendo aplastada en su derecho fundamental a la vida”. “El desafío que tenemos ante nosotros, en los inicios del tercer milenio, es arduo y sólo la cooperación concorde de cuantos creen en el valor de la vida podrá evitar una derrota de la civilización de consecuencias imprevisibles”, ha añadido.

Asimismo, ha manifestado que “la Iglesia sale en defensa del hombre amenazado, de la vida despreciada, de la dignidad humana preterida o violada”. Igualmente, ha explicado que “la Iglesia también clama por el hombre inocente, da la cara por el indefenso con energía y apuesta fuerte por toda vida humana”.

Por otro lado ha asegurado que “es necesario formar conciencia moral, redescubrir el nexo entre vida, libertad y verdad en el hombre, criatura de Dios. Además, ha animado a que “se abran las fuentes de la vida para que haya una nueva primavera en nuestro mundo, caduco y envejecido sin la alegría de los jóvenes”.

En el acto también ha participado el ex ministro y miembro del consejo asesor de la fundación en España, Jaime Mayor Oreja que ha destacado en declaraciones a la agencia AVAN que “lo que venimos a decir es que lo más progresista en este mundo es defender la vida pero hemos perdido un debate en nuestra sociedad, de carácter cultural, en el que parece que lo más progresista es lo más retrógrado que es matar, asesinar, eliminar y destruir un embrión” “Por eso esa batalla la tenemos que seguir dando y sin duda me parece que hacerlo, además, sobre las personas más débiles y más discapacitadas, en teoría, es simplemente un gran objetivo”, ha añadido.

Durante el acto se ha celebrado una mesa redonda en la que han intervenido el cardenal Cañizares; Jaime Mayor Oreja, que es también presidente de la Fundación Valores y Sociedad; Ginés Marco, decano de las facultades de Derecho y Filosofía de la Universidad Católica de Valencia, “San Vicente Mártir”; y Mónica López Barahona, presidenta de la fundación en España.

La presentación de la fundación, que está dedicada a la investigación y cuidado de las personas con Síndrome de Down y otras enfermedades genéticas de la inteligencia ha tenido lugar en la sede la ONCE de Valencia. Asimismo, ha sido el primer acto de la “Semana por la Vida”, organizada por la Plataforma “Valencia, Sí a la Vida” y en la presentación se ha proyectado por primera vez en Valencia el film documental “Jérôme Lejeune. A los más pequeños de los míos”.

Jérôme Lejeune

Jérôme Lejeune (1926–1994) fue un médico genetista francés “absolutamente comprometido con sus pacientes” y descubridor en 1958 de la causa genética del Síndrome de Down,  “un hecho histórico puesto que fue la primera vez que una discapacidad intelectual se asoció a una anomalía cromosómica”, según el director de la Delegación Española de la fundación, Pablo Siegrist.

Posteriormente Lejeune “se propuso investigar cómo se podían silenciar los genes duplicados para poder anular los efectos nocivos y mejorar la calidad de vida de sus pacientes, pero su descubrimiento no fue usado para esto sino para detectar los rastros del Síndrome de Down en las técnicas de diagnóstico prenatal en madres gestantes y promover el aborto eugenésico”, ha comentado Siegrist. (AVAN)

(Fotografías: J. Peiró)

Tras su muerte, en 1994, “sus colaboradores y amigos pusieron en marcha, en 1996, esta fundación que tiene la triple finalidad de investigar y promover la investigación de las patologías de la inteligencia con origen genético; atender a personas con discapacidad intelectual, a través del Instituto Jérôme Lejeune de París, al que acuden 9.000 personas al año; y desde la convicción científica de que toda la vida humana comienza en la concepción, defender el derecho a la vida de todo ser concebido y la dignidad de todo ser humano en todos los momentos de su desarrollo”. (AVAN)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=13528&pagina=1