Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Cuatro familias valencianas y un sacerdote parten como misioneros a Vietnam, China, Rusia, Estados Unidos y Ucrania

Gestión parroquial online

VALENCIA, 13 JUN. (AVAN).- El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, presidió ayer una eucaristía de envío de cuatro familias valencianas, con entre 3 y 8 hijos, pertenecientes al Camino Neocatecumenal, para la misión “Ad gentes” en Ucrania, China, Estados Unidos y Rusia, así como un sacerdote valenciano a Vietnam.

En su homilía, expresó su “profunda admiración” por todos ellos, porque “con toda libertad os ponéis en camino para anunciar el camino del amor y la misericordia que cambian el mundo”.

Además, “no estáis solos, os acompañamos toda la diócesis de Valencia, por eso este envío se realiza en esta Catedral, no en vuestras parroquias, es toda la Iglesia de Valencia la que os lo agradece y la que ora por vosotros”.

El purpurado, que saludó y animó personalmente una a una a cada familia, les dijo que “no os lo podéis imaginar qué contento y emocionado estoy por el gran testimonio que nos ofrecéis de la gran verdad del evangelio del amor y del perdón que nada ni nadie nos podrá arrebatar aunque se empeñen en ello”.

“Todos vosotros sois testigos en vuestras vidas personales de cómo Dios os ama y ha estado grande con vosotros”, añadió el Cardenal.

Sobre la profanación

En otro momento de su homilía, el titular de la archidiócesis de Valencia señaló también que “ante los hechos de acoso y derribo que algunos intentan, como ha sido la profanación de la imagen de la Virgen, nosotros, discípulos de Jesús, no nos arredramos y proseguimos nuestro camino con la mirada puesta en Jesús que supo de ignominia y persecución y que nos anima a perdonar a los que nos ofenden”.

“Pedimos para que se conviertan quienes han cometido esta profanación porque, como decía Cristo en la Cruz, no saben lo que hacen”, expresó el Cardenal.

Las familias partirán en los próximos días a los países asignados “desde donde los obispos han pedido su presencia con el objetivo de dar testimonio como familia cristiana”, según ha indicado a la agencia AVAN el vicario episcopal Ramón Crespo.

Dos de las familias misioneras provienen de la parroquia de Santo Tomás Apóstol y San Felipe Neri, de Valencia. Una de ellas partirá a China con sus ocho hijos y la otra, a Moscú (Rusia) con sus tres hijos. La otra familia, con cinco hijos, es de la parroquia de San Jerónimo de Valencia y viajará a Kiev (Ucrania). Además, otra familia también viajará hasta Dallas en Estados Unidos.

Además, el purpurado ha enviado como misionero a Vietnam a un sacerdote valenciano que ha estado como misionero en otros países, como Bolivia.

(Fotografías: M. Belda)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=13972&pagina=1