Noticia de la Archidiócesis de Valencia

El cardenal Cañizares renueva su “misma ilusión que el primer día” y su “promesa de fidelidad al Papa”

Gestión parroquial online

VALENCIA, 29 ABR. (AVAN)-. El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha afirmado hoy, sábado, sentirse con “la misma ilusión” que hace 25 años, cuando fue ordenado obispo, e incluso “quizás más, porque conozco mejor la realidad dura y porque Dios anima, alienta y conforta como sólo Él sabe hacer en tiempos recios como los nuestros”. Asimismo, ha expresado que renueva su “promesa de fidelidad y de comunión sin fisuras” al papa Francisco.

El titular de la archidiócesis valentina ha presidido este mediodía en la Catedral una misa de acción de gracias por el 25 aniversario de su ordenación episcopal, que cumplió el pasado martes, 25 de abril. Durante su homilía, citando palabras del apóstol san Pablo, ha afirmado que trata de “correr la carrera que me toca, fijos los ojos en el Señor, que soportó la cruz sin miedo a la ignominia”. Y en ese sentido, ha afirmado: “No me canso ni pierdo el ánimo”.

Durante la eucaristía, que ha sido concelebrada por una decena de arzobispos y obispos españoles, así como por más de cien sacerdotes, el arzobispo de Valencia ha manifestado también que ama a la Iglesia “con toda mi alma” y que de ella “lo he recibido todo: la fe; y mi tesoro: Cristo”.

El cardenal Cañizares ha renovado su deseo de “llevar la fe a todos” y de entregarse “completamente” al servicio de la archidiócesis de Valencia. En particular, ha mostrado su empeño de trabajar para “los últimos, los que sufren, los pobres, los desheredados de la tierra”.

Al recordar sus 25 años como obispo, ha señalado que el balance de los mismos lo deja “en manos de Dios, cuyo juicio siempre será verdadero y recto”. Ha querido, no obstante, destacar algunas figuras importantes en su ministerio episcopal, entre ellas los tres últimos papas. De san Juan Pablo II ha explicado que le ayudó a descubrir que “el camino de la Iglesia es el hombre” y que “la Iglesia por encima de todo es misión”. De Benedicto XVI ha resaltado su enseñanza de que “sólo Dios” es quien salva y colma los anhelos del hombre. Y de Francisco ha dicho que es “un nuevo san Francisco de Asís” y ha subrayado su ejemplo de “misericordia con los demás”.

El arzobispo de Valencia ha recordado también a otras personas que han marcado su trayectoria vital. A su madre, que le aconsejaba que se dejara ayudar por Dios; al sacerdote de su pueblo José Martínez, cuyo ejemplo fue decisivo en su intención de ser ordenado presbítero; a su hermano Jerónimo, del que ha recordado su testimonio de fe en su lecho de muerte; así como a Adolfo Suárez, quien fue presidente del Gobierno y de quien ha elogiado su esfuerzo por lograr la concordia en España. Asimismo, ha reconocido la fuerte impronta en su espiritualidad de santos como Teresa de Jesús o los arzobispos de Valencia Tomás de Villanueva y Juan de Ribera. Ha recordado, además, a los también arzobispos valentinos José María García Lahiguera, por difundir la santidad sacerdotal, y a Miguel Roca Cabanellas, que fue quien le comunicó que el Papa le iba a nombrar obispo hace 25 años.

El cardenal Cañizares ha pedido a los presentes en la misa de acción de gracias que recen por él y, a su vez, ha prometido su oración por toda la archidiócesis de Valencia. Recordando su lema episcopal, ‘Fiat voluntas tua’ (Hágase tu voluntad), ha pedido en particular oraciones para que pueda seguir siempre los designios de Dios. “Que pueda dejarme conducir por Él, para no obstaculizar nunca sus planes”, ha manifestado.

Durante la misa de acción de gracias, el obispo auxiliar de Valencia monseñor Esteban Escudero ha comunicado al Cardenal el regalo de parte de toda la archidiócesis de Valencia de una réplica del Santo Cáliz de la Última Cena que se venera en la propia Seo. Asimismo, el canciller-secretario del Arzobispado, José Francisco Castelló, ha leído una carta del papa Francisco al cardenal Cañizares con motivo de sus bodas de plata episcopales.

La ceremonia, en la que han participado cientos de fieles, responsables de organismos diocesanos y familiares del Cardenal, así como la Escolanía de la Virgen y el coro del Seminario Mayor para los cantos litúrgicos, ha finalizado con el himno de la Coronación de la Virgen de los Desamparados. Para la celebración, la imagen procesional de la patrona de Valencia ha sido entronizada en el presbiterio de la Seo y, al término de la misa, ha sido devuelta de nuevo a su basílica. El cardenal Cañizares ha asegurado que la Mare de Déu “me ha acompañado siempre durante toda mi trayectoria como obispo”.

(Fotografías: A.Sáiz/AVAN)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=15338&pagina=1