El cardenal Jorge Urosa denuncia el abuso de poder por parte de las autoridades

Gestión parroquial online

El cardenal Jorge Urosa Savino, ha pedido “en el nombre de Dios”, a “luchar por la defensa de la vida de todas las personas, a promover el bien común, dejando a un lado los intereses propios o partidistas, y a trabajar en la promoción de una existencia mejor, especialmente para los más pobres”.

El mensaje del arzobispo de Caracas, titulado “Misericordia y conversión”, y emitido con motivo de la Cuaresma del año 2016, fue conocido este domingo 14 en todas las iglesias y capillas de la ciudad, dirigido a los sacerdotes y diáconos, miembros de Institutos de vida consagrada, y a todos los fieles católicos de la iglesia arquidiocesana.

Pero otras instancias también fueron destinatarias de su mensaje. Entre estas, el poder judicial, pidiendo a sus autoridades que “con sabiduría, firmeza y valentía, apliquen nuestras leyes, y se acaben de una vez por todas, los delitos sin delincuentes”.

De igual manera, Urosa Savino alentó a los funcionarios de seguridad a “que no cejen en la lucha contra el crimen, pero que respeten los derechos humanos; y nunca abusen del poder y de las armas que les ha entregado la Nación”.

Los dirigentes políticos, empresariales, gremiales y culturales, y los medios de comunicación social, también fueron destinatarios d del purpurado venezolano, “para que intensifiquen su espíritu de solidaridad y trabajen con gran dedicación al servicio de la vida y de la persona humana, y en la promoción del bien común”.

En defensa de la vida

El cardenal venezolano también recordó en su mensaje que la conversión significa “enfrentarnos decididamente al creciente menosprecio por la vida, que ha producido una horrible ‘anticultura de la muerte’. Urosa rechazó con énfasis “la maldad intrínseca del aborto provocado”.

De igual manera, denunció los “horrendos crímenes generados por el afán de lucro, la venganza y el desenfreno sexual”. Alertó sobre el aumento de los “asesinatos de niños y mujeres”; y denunció “la impunidad, narcotráfico y la violencia callejera”.