Noticia de la Archidiócesis de Valencia

La Facultad de Teología clausura el Simposio sobre el “Cáliz de la Misericordia”

Gestión parroquial online

VALENCIA, 10 NOV. (AVAN).- El decano-presidente de la Facultad de Teología de Valencia “San Vicente Ferrer”, el dominico Vicente Botella, ha clausurado hoy el XVII Simposio de Teología Histórica que, con el lema “El cáliz de la misericordia. La redención que nuestro mundo necesita”, ha acogido durtante tres días la Facultad con la participación de expertos e investigadores nacionales e internacionales.

“Hemos llegado al final de nuestro simposio y vienen a mi mente tres palabras – comunión, gratitud y misericordia- que se relacionan con naturalidad con la Eucaristía que ha sido el horizonte acogedor de la reflexión y de los trabajos de estos días”, ha afirmado Botella durante la conclusión.
El XVII Simposio organizado por la Facultad ha coincidido con la conmemoración del Año del Santo Cáliz, que la Iglesia de Valencia celebra además en el contexto del Jubileo de la Misericordia. “Con esa intención se ha preparado y se ha ofrecido durante estos días, ya que comunión es encuentro, caminar juntos y la Eucaristía  no lo olvidemos es Comunión”, ha señalado.
Asimismo, el decano, que ha agradecido el trabajo y la colaboración ponentes y comunicantes “que nos han ofrecido la posibilidad de pensar juntos la fe”, ha puntualizado que este simposio también es misericordia porque el que se sabe agraciado “por la misericordia divina habrá de mostrar compasión. Sin misericordia hacia los otros se frustra la experiencia de la gracia de Dios recibida”.
Finalmente ha asegurado que pese a concluir este simposio “es un relato con final abierto que hay que continuar en nuestra vidas pues así son las cuestiones de fe. Además a partir de hoy y de ahora comienza a gestarse el decimoctavo simposio”, ha indicado.

Durante el Simposio, que fue inaugurado el martes por el cardenal arzobispo de Valencia y Gran Canciller de la Facultad de Teología, Antonio Cañizares, han sido presentadas un total de cinco ponencias, tres comunicaciones especiales y otras 35 comunicaciones a cargo de expertos e investigadores en torno al lema del encuentro, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la organización.

Cinco ponencias y tres comunicaciones especiales

Así, en el Simposio han intervenido, entre otros ponentes el cardenal Ricardo Blázquez, arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), que disertó sobre “El cáliz de la misericordia”, mientras que la segunda, “De la cena del Señor al sacramento de la Eucaristía”, fue pronunciada por el catedrático de la Facultad de Teología, Jaime Sancho, que además es Canónigo Celador del Santo Cáliz.

También impartieron sus ponencias José Vidal Taléns, profesor de la Facultad de Teología de Valencia, con el tema “Éste es el cáliz de mi sangre… derramada por vosotros”; el decano-presidente de la Facultad de Teología, Vicente Botella, que analizó la “Presencia real de Cristo en la Eucaristía. Transubstanciación y nuevos lenguajes”; y Eloy Bueno de la Fuente, profesor de la Facultad de Teología del Norte de España-Burgos, con el título “La Iglesia hace la Eucaristía y la Eucaristía hace la Iglesia. Historia de la fórmula y sugerencias pastorales”.

Además, durante el Simposio han sido presentadas tres comunicaciones especiales. La primera, de Juan Orellana Gutiérrez de Terán, profesor del Departamento de cine de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación, trató sobre “El tema de la redención en el arte, la literatura, la música y el cine”; y la segunda, a cargo de monseñor José J. Brosel Gavilá, del Pontificio Consejo para los Laicos, llevó el título “La sangre de Cristo en la historia de la espiritualidad, la piedad popular y la teología valenciana”.

Por último, la tercera comunicación, de los profesores de la Universitat de València Francisco Gimeno Blay y Vicente Pons Alós, giró en torno a “El Diplomatario del Santo Cáliz”.

Doble lectura, en árabe y en hebreo reflejado, de la inscripción

Entre las 35 comunicaciones presentadas, el profesor de la Universidad Politécnica de Valencia Manuel Zarzo Castelló aportó una titulada “Simbología bíblica de la copa de ágata del Santo Cáliz”, en la que concluye que la copa superior del Grial “es una catequesis excepcional sobre el significado de la Eucaristía”. Así, en la Biblia “beber una copa de vino se asocia frecuentemente con el sufrimiento derivado de la ira de Dios”, ha precisado el experto, “pero la forma de llama que tiene el Cáliz de Valencia cuando se ilumina hace que esa copa asociada a la justicia de Dios adquiera otra connotación en la Última Cena, la de Cáliz de Misericordia de Dios, fuego de su amor, ya que el fuego se asocia a la gloria de Dios y al Espíritu Santo”.

Otra de las comunicaciones, de Juan Agustín Blasco Carbó, licenciado en Ciencias Religiosas, apunta que la inscripción en la base del Santo Cáliz, descubierta en 1960 por el profesor Antonio Beltrán, “juega genialmente con el alfabeto y con la grafía siendo capaz de significar una misma cosa, ´Jesús Dios`, en hebreo reflejado y en árabe, con la particularidad de que la palabra ´Dios` se escribe de la forma que ellos lo utilizan en cada lengua”, ha explicado el propio autor.
Blasco apoya la tesis de que el grabador realizó, con esta intención, la inscripción doble en hebreo y árabe con un mismo significado, ha subrayado.

Las comunicaciones han girado en torno a temas como la Eucaristía, el culto eucarístico, el Santo Cáliz o la Misericordia, relacionados con san Juan de Ávila, santa Teresa de Lisieux, san Josemaría Escrivá, san Vicente Ferrer, santo Tomás de Villanueva, san Juan de Ribera o monseñor Marcelino Olaechea, entre otros, y ámbitos como la pintura de Luis Antonio Planes, la música en la Catedral de Segorbe o la poesía devocional en valenciano de tradición trovadoresca. (AVAN)

(Fotos: I.MIÑANA)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=14616&pagina=1