Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Miquel Roca se muestra “convencido” de que en Cataluña “la sangre no va a llegar al río” y apuesta por “defender la Constitución”

Gestión parroquial online

UCV, 18 julio- El abogado Miquel Roca i Junyent, se ha mostrado hoy en los Cursos de Verano de la Universidad Católica de Valencia (UCV) “convencido” de que en Cataluña “la sangre no va a llegar al río” y ha apostado por “defender la Constitución” frente a la situación “conflictiva” que se vive en la actualidad.

“Soy un defensor de la Constitución del 78. Fue un proceso clave y muy exitoso desde el punto de vista del establecimiento de unas instituciones democráticas y un régimen de libertad y convivencia para todos”, ha expuesto.

Ante las voces políticas que reclaman una reforma de la Carta Magna, Roca ha asegurado que la sociedad española “debe estar abierta a la reforma” pero sabiendo “hacia dónde se va”. Para el abogado catalán iniciar un proceso de “reformar por reformar suele terminar mal”.

“Toda generación tiene derecho a participar en un proceso de revisión constante de su ordenamiento jurídico. De hecho, los escribidores de la Constitución lo fuimos casi en los términos de Vargas Llosa: fue la sociedad la que nos decía que teníamos que escribir. Sin embargo, creo que en este momento existe quizás más deseo de reforma que concreción sobre el contenido de la reforma. Hoy por hoy, creo la Constitución hay que defenderla”, ha aseverado.

Presunción de inocencia y presunción de culpabilidad

Por otra parte, Roca ha reflexionado en su intervención en torno a la influencia que los juicios paralelos tienen en el principio de presunción de inocencia y de qué manera influyen en la independencia del poder judicial.

En opinión de este padre de la Constitución, en España “no se respeta la presunción de inocencia. Es más cómodo, casi más gratificante, presumir que alguien es culpable. La tradición inquisitorial aquí es muy fuerte y se tuvo que luchar mucho para sustituir la presunción de culpabilidad por la de inocencia”.

“Conquistar la presunción de inocencia fue una gran victoria del Estado de derecho y, sobre todo, de las clases populares. A veces se piensa que la presunción de inocencia es un privilegio de las clases elitistas y no es así. Fueron las clases populares las que la necesitaron para defenderse del poder feudal”, ha remarcado.

En ese sentido, Roca ha indicado que la “presión” de los medios de comunicación en el ejercicio de su libertad de información, genera unas “tensiones nuevas” que no existían hace cincuenta años: “La presunción de inocencia y la labor informativa de los medios deben legar a un punto de equilibrio, aunque es muy complicado”.

“Este problema, no obstante no es solo de España, pasa en Francia, en Gran Bretaña y en todas partes porque la presunción de inocencia no requiere simplemente de que recordemos que existe sino que precisa de una actitud exigente y constante de defensa, pues se trata de un valor fundamental para nuestro Estado de derecho”, ha subrayado.

La Catedrática Mª Dolores Cervilla afirma que “la opinión pública está manipulada con la maternidad subrogada: no es una necesidad ni existe demanda social”

Por su lado, María Dolores Cervilla, Catedrática acreditada de Derecho Civil de la Universidad de Cádiz, ha afirmado en los Cursos de Verano de la UCV que “en España la opinión pública está manipulada con la maternidad subrogada: no es un problema, ni una necesidad, ni existe esa demanda social que quieren hacernos ver”.

Igualmente, la jurista ha asegurado que “no está regulada en Francia, Italia, Alemania… Los países de nuestro entorno no contemplan la maternidad subrogada y los que lo sí, lo hacen de modo muy restrictivo. Además, quienes lo tenían regulado de forma permisiva como la India, Tailandia y algunos estados de México, han dado marcha atrás, y han limitado sus normativas. La idea de que fuera de España se subroga frecuentemente y de que aquí hay que subrogarse porque si no somos menos es mentira”.

Asimismo, Cervilla ha opinado que “Europa está mirando hacia otro lado: no dice nada porque es un tema que no le gusta, pues cuestiona un derecho tan importante como la dignidad de la mujer. No se ha manifestado pero, entre líneas, las resoluciones del Tribunal Europeo siempre se han referido a hechos consumados, al niño cuando ya ha nacido, pues el interés del menor es prioritario. Europa dice no a la maternidad subrogada y sí al interés del niño”.

Finalmente, la ponente, que es también madre de familia numerosa, ha manifestado su desacuerdo a que se “instrumentalice el cuerpo de la mujer”. “La maternidad supone un conflicto de derechos, y es el de la dignidad de la mujer y el derecho a ser padre y ser madre. Pero, ¿existe un derecho para poder alquilar un vientre y satisfacer el deseo de paternidad?”, ha planteado.

José Lledó: “El usuario de redes sociales ha de saber distinguir entre detractor y agresor, y denunciar cuando se cruce es límite”

José Lledó, inspector responsable de Redes Sociales en la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional ha participado en el Curso de Verano de la UCV “Ciencia policial aplicada a diversos ámbitos delictivos” con una conferencia en la que ha afirmado que “el usuario de las redes ha de saber distinguir entre detractor y agresor”.

En este sentido, Lledó ha subrayado que “cuando el ‘follower’ ha cruzado ese límite, la víctima debe denunciar en el acto, ya que este tipo de delitos siempre van a más”.

En su intervención, el ponente ha disertado sobre la incidencia que tienen los delitos de odio en la sociedad actual y más concretamente en la redes sociales, como método de divulgación y concienciación.

El responsable de Redes Sociales en la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional también ha manifestado que “la mejor manera manera de prevenir este tipo de delitos es Educando desde niños en valores y enseñando que el derecho de expresión tiene su límite cuando choca con otros derechos”.

Por otro lado, Lledó ha apuntado que los delitos más habituales en redes sociales son los xenófobos y contra la libertad religiosa, y las plataformas con más porcentaje de delitos denunciados son Facebook, Twitter e Instagram.

En lo que se refiere a las herramientas con las que cuenta la Policía Nacional para combatir este tipo de delitos, el experto ha aludido al Plan Director “con profesionales en formación permanente ya que los delitos tecnológicos evolucionan muy rápidamente”.

Manuel Castilla: «Si el VAR es tan eficaz dentro del campo como lo son las cámaras de seguridad en las gradas, será un avance fantástico»

En la jornada también ha participado Manuel Castilla, inspector jefe Coordinador de Seguridad del Valencia CF, que ha impartido una conferencia sobre deporte y delitos de odio en la que ha afirmado que “si el VAR (videoarbitraje) es tan eficaz dentro del campo, como las cámaras de seguridad en las gradas, será un avance fantástico”.

En este sentido, Castilla ha asegurado que “la instalación de cámaras en los estadios es el motivo principal de que los delitos hayan disminuido, ya que los aficionados son conscientes de que todo aquello que hagan va a ser captado por los servicios de seguridad”.

En su intervención, el coordinador de seguridad del Valencia ha repasado cómo ha evolucionado la violencia en el deporte a lo largo de los años, y cómo se está trabajando desde la Policía Nacional, a partir de las nuevas legislaciones.

De la situación actual, Castilla ha expresado que “estamos en una buena línea, hay una disminución considerable de grupos ultras en el fútbol, pero no hay que bajar los brazos y seguir trabajando conjuntamente como hasta ahora”.

En este punto, el ponente ha querido destacar la colaboración de los clubes para conseguir este objetivo. “Los datos que nos facilitan los clubes, sirven para elaborar los dispositivos de seguridad tanto para los partidos de casa como en los desplazamientos”.

Por último, Castilla ha subrayado que “el aficionado español siempre se ha comportado en los desplazamientos al extranjero en los que rara vez se han producido incidentes”. “Caso diferente es el de los aficionados europeos que vienen a España y piensan creen erróneamente que ya no son controlados por las autoridades”, ha concluido.

(Fotografías: En la imagen superior, el abogado Miquel Roca; en el centro, la catedrática María Dolores Cervilla. Abajo, el inspector José Lledó)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=15737&pagina=1