Noticia de la Archidiócesis de Valencia

Sacerdotes, religiosos y seglares de Valencia celebran este jueves el centenario de la muerte del beato Carlos de Foucauld

Gestión parroquial online

VALENCIA, 30 NOV. (AVAN).- Las fraternidades y grupos que conforman en Valencia la Familia Espiritual del beato Carlos de Foucauld celebrarán mañana, jueves, el centenario de la muerte del religioso francés, místico contemplativo, fallecido el 1 de diciembre de 1916 de un disparo cuando se encontraba en el desierto del Sahara.

Así, seglares, religiosos y sacerdotes se reunirán mañana, a las 19.30 horas, en la parroquia de San Lázaro de Valencia, ubicada en la calle Sagunto, 130, “para dar gracias a Dios por la vida y el testimonio del Hermano Carlos con un tiempo de adoración, una eucaristía y un ágape”, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de Familia Espiritual en Valencia.

La Familia Espiritual del Hermano Carlos está formada por numerosos grupos, tales como la Fraternidad Secular, que agrupa a más de 5.000 seglares en 35 países, y la Fraternidad Sacerdotal Iesus Cáritas, con cerca de 3.000 sacerdotes en todo el mundo y que está presente en ocho ciudades españolas, entre ellas Valencia, donde organizan retiros mensuales.

Biografía del beato Carlos de Foucauld

Carlos de Foucauld, nacido en la ciudad francesa de Estrasburgo en 1858, “perdió muy joven a sus padres y también la fe, llevando una vida desordenada que le llevó, tras su ingreso en el ejército, hasta el desierto de África, donde volvió a sentir la inquietud religiosa”, han señalado.

A su regreso a Francia su vida se convirtió “en una búsqueda de cómo imitar a Jesús, que le llevó a vivir en Nazaret junto a las clarisas, a ser ordenado sacerdote y, finalmente, al desierto de Argelia, donde se instaló primero en Beni-Abbés y finalmente en Tamanrasset, donde murió cuando un joven le disparó en la cabeza”.

El legado espiritual que dejó el “hermano universal”, “como quiso ser llamado”, se refleja en “los numerosos grupos de laicos, religiosos y sacerdotes, y cristianos a título individual, que siguen hoy bebiendo de la espiritualidad de este hombre que, tras su encuentro con Jesús, inició un camino de desapropiación y de descenso hacia los últimos”, según las mismas fuentes.

Finalmente, la vida y ejemplo Carlos de Foucauld, que fue beatificado en 2005 en la Basílica de San Pedro de Roma, “son hoy un modelo de evangelización”. (AVAN)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=14714&pagina=1