Diferentes personalidades rezaron por la paz mundial y de Venezuela en la catedral de Caracas

Gestión parroquial online

«Me parece muy bueno que haya habido ese encuentro institucional entre el Poder Ejecutivo (el Presidente) y la Asamblea Nacional, y creo que eso es necesario porque está previsto en la Constitución”.

De esta manera lo expresó el cardenal, al concluir la Misa por la Paz Mundial que este domingo 17 se celebró en la Catedral de Caracas, con la asistencia del Nuncio Apostólico, monseñor Aldo Giordano; integrantes del Cuerpo Diplomático acreditado en Venezuela; y representantes de los poderes nacionales y de la ciudad.

En conversación con los periodistas el arzobispo de Caracas, explicó que los poderes públicos “no son adversarios” sino que deben trabajar todos unidos por el bien del país. “En se sentido es importante que haya una actitud de dialogo institucional con resultados concretos buscando siempre el bien del pueblo venezolano”, acotó.

Indicó que la Iglesia está “permanentemente dispuesta” a ser promotora y mediadora de la paz en Venezuela, y tales efectos ha realizado “infinidad de llamados al encuentro, la reconciliación y al dialogo a lo largo de muchos años”. Reiteró sus buenos deseos de que “haya esa concertación” involucra a todos los poderes públicos del país.

Explicó que la iglesia católica celebra desde hace casi 50 años esta jornada de oración. “La paz es un bien tan frágil, tan importante y necesario para la felicidad humana”, indicó Urosa. Añadió que “por eso”, hoy le hemos pedido a Dios que todos los pueblos del mundo puedan encontrar la paz, y de manera especial que nosotros los venezolanos podamos resolver nuestros conflictos en paz”.

Nuncio: “La diplomacia es un servicio a la paz”

Por su parte, monseñor Giordano, Decano del Cuerpo Diplomático en Venezuela, ratificó el deseo del papa Francisco en el sentido de que el mundo transite por la senda de la paz, de la hermandad y de la solidaridad.

“Tengo una gran alegría y agradezco a todos mis colegas embajadores, amigos y feligreses por asistir a esta celebración convocada por el papa Francisco”.

“La paz es siempre un milagro” que se pude obtener por medio de la oración y cuando muchas personas asumen su “protagonismo en favor de la paz”, dijo el nuncio. “Nuestro mundo necesita la paz; conocemos cuantos países sufren por la violencia y por las inmensas tragedias (…) La diplomacia es sobretodo un servicio a la paz”, acotó.