Noticia de la Archidiócesis de Valencia

El besamanos a la Virgen de los Desamparados concluyó a la una y media de la madrugada tras el paso de más de 30.000 devotos

Gestión parroquial online

VALENCIA, 19 MAY. (AVAN-AUDIO).- Más de 30.000 personas participaron ayer en el besamanos público a la patrona de Valencia, la Virgen de los Desamparados, en su Basílica que ha finalizado a la 1:27 horas tras el paso del último de los devotos que aguardaban en fila.

A lo largo de las más de 18 horas ininterrumpidas que duró el besamanos, iniciado a las 7 de la mañana, “la afluencia de devotos fue continua, con un tiempo medio de espera en la cola de hora y media a dos horas” en los momentos de mayor afluencia, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Hermandad de Seguidores de la Virgen que han resaltado “el éxito de participación en una jornada que transcurrió sin incidentes importantes”.

Así, el acceso a la Basílica por la puerta norte destinada a niños, personas enfermas o con discapacidad “se llenó de fieles que daban la vuelta a la fuente de la plaza de la Virgen para esperar su turno”, y su participación fue mayor que en anteriores ediciones. Igualmente, la presencia de niños “fue mayor” que otros años, incluso “se acercaron muchos pequeños que eran gemelos llevados por sus madres”, han añadido.

El Cardenal estuvo orando ante la patrona, antes de besarle la mano

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, se acercó a la Basílica a última hora de la tarde para rezar ante la imagen de la Mare de Déu y besarle la mano.

Por otra parte, el Besamanos a la patrona de Valencia, que se celebró desde las siete de la mañana de forma ininterrumpida, registró, “algún desmayo y lipotimia de varios fieles, que aguantaron las altas temperaturas de la mañana con gorras y paraguas”. Asimismo, los devotos volvieron a sacar los paraguas por la tarde, pero esta vez para resguardarse de la lluvia.

Mientras duró el paso de los fieles, la imagen original de la Virgen de los Desamparados, que preside el altar mayor -y cuyo bocaporte fue bajado- permaneció girada hacia su camarín, donde tuvo lugar el culto ordinario.

El besamanos a la Virgen de los Desamparados superó a media tarde los 17.000 devotos mientras continuaron las colas a pesar de la lluvia

El besamanos a la patrona de Valencia registró a las cinco de la tarde el paso de 17.000 devotos que “a pesar de la lluvia permanecieron en la cola resguardados con paraguas”.

El paso de los fieles transcurrió con orden y de forma continua a lo largo de todo el día, aunque “algunos de ellos sufrieron por la mañana bajo el sol desmayos y lipotimias mientras aguardaban su turno en la plaza debido a las altas temperaturas”.

En total, se registraron seis lipotimias en personas que fueron atendidas por la Policía Local, que llamaron en algunos casos a una ambulancia, según han indicado hoy a la agencia AVAN fuentes de la Hermandad de Seguidores de la Virgen.

Pulseras solidarias para adultos, niños y bebés

Igualmente, se instaló una `paraeta´ a la salida de la Basílica en la que se están ofreciendo gorras, rosarios y abanicos, entre otros artículos, con la imagen de la Virgen para que puedan ser adquiridos por los fieles, según fuentes de la Hermandad de Seguidores de la Virgen, que coordina el paso de los fieles.

Los donativos que se recauden de la venta de estos productos irán destinados a los pisos de acogida a personas con enfermedad mental que gestiona la Fundación “Mare de Déu dels Innocents i Desamparats”, MAIDES.

Asimismo, MAIDES instaló una mesa con artículos para recaudar fondos a beneficio de su labor de atención integral a personas con enfermedad mental crónica, como las pulseras solidarias de colores “de las que este año, como novedad, hemos hecho unas especiales, más pequeñas, para bebés y niños pequeños, y otras con el lema ´Misericordia en el corazón, ayuda en tus manos` con motivo del Año Jubilar”, según fuentes de la fundación.

Entre los fieles que acercaron a la Basílica figuraron numerosos niños y enfermos. Una guardería de Torrent con 40 niños de dos años visitó a la Patrona así como 150 niños de dos a seis años del Colegio la Purísima de la Avenida del Puerto , “y los pequeños se han portado muy bien, incluso mejor que algunos adultos”, según fuentes de la Hermandad.

También hicieron cola y pasaron numerosos fieles en sillas de ruedas y enfermos que junto a los niños entraron por un acceso distinto al resto de personas.

La imagen con un manto blanco donado por un matrimonio de Albal

La imagen procesional de la Virgen de los Desamparados, ubicada a la entrada del presbiterio de la Basílica, en el centro del altar mayor, lució un manto blanco roto con flores, donado por un vecino de Albal.

Como en las anteriores ediciones, los turnos de visitas se efectuaron por orden de llegada, con la mediación y atención de miembros de la Hermandad de Seguidores de la Virgen y de su Corte de Honor.

(Fotografías: A. Sáiz)
(Fotografías: El Cardenal participó por la tarde en el tradicional besamanos)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=13814&pagina=1