Noticia de la Archidiócesis de Valencia

El Cardenal preside en el Seminario Mayor la ordenación de diáconos de seis seminaristas valencianos

Gestión parroquial online

VALENCIA, 24 SEP.(AVAN).- El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha presidido una eucaristía en el Seminario Mayor de Moncada en la que han recibido la ordenación de diáconos seis seminaristas valencianos y un joven ha sido ordenado sacerdote.

Los nuevos diáconos son Vicent Femenia Ribes, de 25 años y natural de Sagra; Domingo Pacheco Machado, de Foyos y 28 años; Jorge Sequí Ramón, de Valencia y 36 años; Ricardo Valle Andrés, natural de México pero afincado en Catarroja desde hace 21 años y de 51 años, y los religiosos de la congregación “Cooperatores Veritatis de la Madre de Dios” Juan Carlos Picornell, de Gandia y de 38 años, y Matteo Geffati, de Milán (Italia) y 27 años, según ha indicado hoy a la agencia AVAN el rector del Seminario, Fernando Ramón.

Además, el joven que ha sido ordenado sacerdote es Ricardo Fogués Sotorres, natural de la Pobla Llarga, de 37 años de edad, y que ha estudiado en el seminario Redemptoris Mater de Colonia (Alemania).

En la celebración, los seis seminaristas han sido consagrados como diáconos y han recibido el libro de los Evangelios. A partir de su ordenación, los diáconos pueden predicar la Palabra de Dios, administrar los sacramentos del Bautismo y del Matrimonio y presidir las exequias y cualquier otra ceremonia.

Por otro lado, el rito de ordenación sacerdotal, que tiene su origen en los primeros tiempos del cristianismo, ha dado comienzo tras las lecturas de la Palabra de Dios con la “llamada a los elegidos, ya que es la Iglesia quien llama por medio del obispo a quienes va a confiar el ministerio”.

Tras la ordenación por la imposición de manos del Cardenal, se ha colocado la estola y la casulla al nuevo sacerdote y, a continuación, el Cardenal ha ungido con el crisma las manos del nuevo presbítero, como “se unge todo lo que va a ser dedicado a Dios”.

Finalmente, el cardenal Cañizares ha dado al nuevo sacerdote el beso de la paz y a partir de ese momento comenzó la liturgia eucarística. Al final de la celebración, los nuevos diáconos y el nuevo presbítero han recibido la felicitación de sus familiares y amigos.

(Fotos: Javier Peiró)

Fuente original: http://www.archivalencia.org/contenido.php?a=6&pad=6&modulo=37&id=14366&pagina=1