¿Por qué celebramos el 1 de noviembre el día de Todos Los Santos?

Gestión parroquial online

Pese a que el temporal aguó este 1 de noviembre, muchos fueron los españoles que no dudaron en acudir a sus cementerios para visitar a sus familiares y amigos en el famoso Día de Todos los Santos.

Y es que, este fin de semana millones de españoles no dudaron en cumplir con la tradición y engalanar con sus flores los nichos de los ya fallecidos. No obstante, ¿alguien se ha preguntado sobre el origen de esta festividad?

En Noticias Religiosas sí que lo hemos hecho y por ello hoy desvelamos por qué el día 1 de noviembre es el Día de Todos los Santos, el día en el que la gran mayoría de habitantes del país acude a sus cementerios para recordar las personas ya fallecidas que nos dejaron pero que no olvidamos.

El Día de Todos los Santos fue instaurado por la Iglesia Católica a raíz de la Gran Persecución de Diocleciano allá por el siglo IV. En aquella época, eran tantos los mártires causados por el poder romano que la Iglesia decidió fijar un día para todos ellos.

No obstante, cabe recordar que la fecha varió en los primeros siglos pero finalmente Gregorio III la fijó el 1 de noviembre en el siglo VIII en respuesta a la celebración pagana del Samhain o Año Nuevo Celta, que se celebra la noche del 31 de octubre.

Posteriormente, Gregorio IV hizo extensible la festividad a toda la Iglesia en el siglo IX asentándolo hasta el presente en el que vivimos.