El sistema de administracion parroquial más importante del mundo

Gestión parroquial online

El coronavirus ha cambiado la vida de muchos sectores en la sociedad. Desde comercios a Ayuntamientos, Instituciones… han tenido que actualizarse para entrar en la llamada era digital en la que las personas, desde sus ordenadores y teléfonos, pueden realizar de todo tipo de actividades cómodamente.

Y la Iglesia, no ha sido menos. Miles de parroquias han visto en los últimos meses cómo las restricciones sanitarias en sus países han mermado el número de fieles que acudían a misa. Todo ello, como todos imaginan, ha afectado a la economía de las parroquias y de las Diócesis que están teniendo dificultades para seguir adelante.

No obstante, la era digital ha salido al rescate y ha servido a muchas parroquias y Diócesis para actualizarse a los tiempos que corren. Y es que, gracias a www.ecclesiared.es, miles de párrocos en el mundo han podido entrar en la era digital de la Iglesia y fomentar de este modo la llamada evangelización digital. De hecho, con esta herramienta, las parroquias además de aprovecharse de tener un archivo informatizado y poder imprimir todo tipo de documentos en apenas unos segundos, también han dado un salto cualitativo al poder disponer de páginas webs propias en las que incluso, pueden emitir sus misas online.

Ello, evidentemente ha traído muchas ventajas a los párrocos. Y es que, tal y como revelan algunos de ellos, «la entrada en el software ha favorecido económicamente a la parroquia puesto que desde que lo usamos nos pueden hacer donativos online pudiendo así además fomentar nuevos canales para comunicación y la evangelización».

Como todo en la vida, las cosas cambian. Hace años íbamos a sacar dinero al banco, llamábamos a fijos y ahora pagamos con el móvil y llamamos al móvil. El contacto con la Iglesia también ha cambiado y el contar una web y disponer de un archivo informatizado con Ecclesiared, evidentemente está trayendo muchas ventajas a los párrocos.

Bienvenidos a la era digital de la Iglesia.