Mallorca se prepara para la canonización de Fray Junípero Serra

Gestión parroquial online

El Bisbat de Mallorca podrá tener su primer santo mallorquín la próxima semana después de la próxima beatificación de Fray Junípero Serra, un franciscano español que llevó el Evangelio a las tierras norteamericanas.

De origen mallorquín, este misionero pasó a la otra orilla del océano para sembrar la semilla del Evangelio en tierras americanas. De hecho, muchos años después, Estados Unidos cuenta con alrededor de 60 millones de católicos que de una forma u otra no han dejado de beber de sus orígenes.

Es por ello por lo que, desde el departamento encargado de la atención y comunicación con los misioneros su director elogia la figura del mallorquín.

“Es una buena ocasión para hacer memoria agradecida de la presencia hispana y católica en los orígenes de los Estados Unidos de América en la segunda mitad del siglo XVIII”, afirma Anastasio Gil.

Cabe recordar que Fray Junípero Serra estuvo hasta los 35 años en su ciudad natal, compaginando su apostolado con la docencia en la Universidad Ramón Llull. No obstante, en 1748 marchó al Nuevo Mundo para evangelizar más allá de las tierras europeas.

Ahora, más de 250 años después, llega la hora de la canonización de Fray Junípero Serra en una misa que Francisco oficiará el próximo día 23 de septiembre en la iglesia de la Inmaculada Concepción de Washington.